El Afilador Vol. 2. A la venta el lunes 20 de noviembre

 

Os lo dijimos el año pasado. El Afilador era un proyecto que iniciamos con mucha ilusión y que arrancamos con la idea de que perdurara en el tiempo. El objetivo era juntar a periodistas, escritores y deportistas que sabíamos les apasiona el ciclismo y ofrecerles un nuevo formato donde pudieran dar rienda suelta a sus escritos, artículos o reportajes, sin los límites que imponen los medios de comunicación impresos o la fugacidad de los medios online.

El vol. 2 de El Afilador llegará el 20 de noviembre. Siguiendo la línea del volumen anterior, recogerá historias del ciclismo profesional de ahora, de antes e incluso algún texto sobre países que asomarán probablemente su cabeza en el ciclismo profesional en los próximos años.

A algunas de las firmas ya presentes en el volumen 1, se sumarán nuevos nombres como el redactor de ciclismo del diario El País Carlos Arribas, el jefe de la sección de deportes del Diario de Navarra Luis Guinea o el abogado Ángel Olmedo, habitual colaborador de algunos portales de ciclismo.

Carlos Arribas debuta en El Afilador con un delicioso texto sobre Txomin Perurena, el esprínter vasco que llegó a ganar el premio de la montaña del Tour de Francia. Un encuentro de Arribas con este ciclista, contemporáneo de grandes ciclistas como Eddy Merckx, es el punto de partida de este artículo que nos descubre historias y anécdotas desconocidas hasta ahora.

Luis Guinea, por su parte, siguió muy de cerca el proceso de recuperación del ciclista italiano del Movistar Adriano Malori. Acostumbrados como estamos a leer y escuchar milagrosos procesos de recuperación de deportistas, Luis nos cuenta la historia del ciclista que a pesar de sus incansables esfuerzos se ve obligado a dejar el deporte de competición por un accidente.

Ángel Olmedo, por su parte vuelve la mirada también al pasado, centrándose en la figura de José Luis Viejo, el hombre que mantiene un récord pintoresco en el Tour de Francia, el de haber obtenido una victoria, tras fuga en solitario, con mayor margen sobre el segundo clasificado.

Jorge Quintana, por el contrario, mira al futuro en su artículo. A otro país que emerge en el ciclismo profesional, Israel. Con un equipo inscrito este año 2017 en la categoría profesional, por vez primera en su historia, el comienzo del Giro de Italia en Jerusalén y la consolidación y crecimiento del equipo Cycling Academy pueden ser los próximos hitos de este nuevo ciclismo.

Fran Reyes vuelve a escribir en 1ª persona, aunque en esta ocasión ficcionando la realidad y metiéndose en la piel de un ciclista que narra los pasos dados para empezar a doparse. El exciclista Pedro Horrillo también repite, esta vez con un texto sobre su gran amigo Óscar Freire y reflexiona sobre su carrera en uno de esos momentos que siguen compartiendo tras sus retiradas. Por último, Juanfran de la Cruz investiga de nuevo sobre la historia de La Vuelta, centrándose en la edición 1979 que significó la entrada de Unipublic y el comienzo de la era moderna de esta prueba.

La preventa ya está abierta. Envíos a partir del 20 de noviembre, puedes pedir tu ejemplar AQUÍ.

 

Chris Sidwells nos habla de su libro MAILLOTS CICLISTAS

Chris Sidwells es un escritor, editor y fotógrafo que trabaja como freelance para numerosas revistas y webs desde el 2003, entre ellas: Cycling Weekly, Cycle Sport, Eroica Britannia, GQ Magazine, The Sunday Times, The Guardian y la BBC, en cuyas emisoras locales de radio comenta carreras y habla de ciclismo. Ha escrito 18 libros de ciclismo a lo largo de su carrera, entre libros de gran formato, guías y otro tipo de libros en los que ha contribuido con palabras y también con fotos. Muchos han sido bestsellers en su género, y han sido traducidos hasta a 24 idiomas. El último de sus libros que ha sido traducido al castellano es MAILLOTS CICLISTAS, el libro que publicamos el pasado mes y tanto éxito está teniendo. Por ello, y para conocer más sobre este libro y su carrera, hemos contactado con él y nos ha respondido amablemente a algunas preguntas:

1. Aunque este sea tu primer título para LIBROS DE RUTA, no es, ni mucho menos, tu primer libro, ya que tienes una larga carrera con muchos libros de ciclismo escritos, varios disponibles además en castellano. ¿Cuándo y por qué empezaste a escribir de ciclismo?

Escribí un libro en el 2000 sobre Tom Simpson, el primer británico campeón del mundo profesional, además de ser mi tío. Entonces, la revista de ciclismo Cycle Sport me ofreció escribir artículos para ellos. Tras ello, se me acercó una editorial para proponerme que escribiera un libro más generalista sobre el ciclismo y recibí más ofertas de trabajo de otras revistas. Así que en el 2003 me convertí en un periodista freelance a jornada completa especializado en ciclismo. Llevo escritos 18 libros y más de 1000 artículos para diversas revistas y periódicos. También les suministro fotos. Siempre me ha interesado el ciclismo, provengo de una familia ciclista e incluso fui un ciclista amateur bastante bueno cuando era más joven.

2. ¿Cuál es la idea que estaba detrás de este libro y por qué te decidiste a escribirlo?

El libro fue una idea de una editorial británica, Thames and Hudson, pero también me pareció una buena idea porque los maillots forman parte de este deporte. Muchos de ellos son preciosos, o tienen buenos diseños, pero también ayudan a narrar la historia del ciclismo y los ciclistas que han hecho famosos esos maillots.

3. Durante el proceso de investigación y escritura, ¿cuál ha sido el hecho más sorprendente o lo que más le haya sorprendido?

Encontré muchas cosas que me sorprendieron, pero en general fue lo restrictivos que han sido las federaciones ciclistas respecto al diseño de los maillots. Por ejemplo, hasta 1962 los patrocinadores principales de los equipos profesionales tenían que ser marcas de bicicletas. Había algunos ajenos al deporte antes de 1962, como Carpano en Italia, pero estaban actuando fuera de las normas. Había también normas sobre el tamaño que debían tener las letras o la ubicación exacta de los nombres de los sponsors en los maillots. Tal vez era para preservar la estética y pureza del deporte, pero es algo que creo ya ha remitido

4 ​. Muchos lectores nos están comentando su equipo favorito o nos hablan del maillot que tanto les gusta pero no aparece en el libro. Hay tantos equipos y maillots en la larga historia del ciclismo…Pero, ¿hay alguno, si es que lo hay, que cree que no está y merecería ser añadido al libro?

En primer lugar, he intentado seleccionar maillots de los que pudiera disponer una foto de un maillot original, no una copia o réplica. También quería centrarme en los maillots de los primeros días del ciclismo, por lo que no hay tantos recientes. Además, quería incluir maillots de todos los países europeos que pudiera.

Si tuviera que añadir alguno, sería el de Helyett-Leroux de la década de los 50 y comienzos de los 60, más el de la Casera-Bahamontes, que me parece un maillot precioso.

5. ¿Algún proyecto nuevo en la cabeza? ¿En qué estás trabajando ahora?

Estoy escribiendo un extenso libro (122.000 palabras) para Harper Collins titulado Call of the road (La llamada de la carretera), que es una historia del ciclismo de carretera y estará disponible en el Reino Unido en junio del 2018. He empezado a escribir también un libro de entrenamiento para ciclistas junto a Sir Chris Hoy, que también se publicará el 2018. Y a comienzos del próximo año verá también la luz mi propio negocio editorial www.cyclinglegends.co.uk en el que publicaremos libros, revistas y otros productos relacionados con el ciclismo.

Juanfran de la Cruz nos habla de su libro sobre Gustaaf Deloor y la Vuelta a España

Juanfran de la Cruz (Barcelona, 1979), licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, ha sido el autor premiado por Libros de Ruta en el II. Certamen Un libro en ruta. Este periodista, que formó parte durante una década de la redacción del diario 20minutos, y colaborador entre otros de la Agencia EFE, el dominical El Semanal o medios especializados como Pedalier, PDL Pro o Bike a Fondo nos hizo llegar la obra Gustaaf Deloor, de la Vuelta a la luna, en la que repasa la vida del ciclista belga ganador de las dos primeras ediciones de la Vuelta a España.
A la espera de que esta obra se publique en el primer trimestre del 2018, le hemos entrevistado para que nos hablé de su obra y también sobre la Vuelta a España, carrera de la que es un gran conocedor y al que ha dedicado muchas horas de investigación.

¿De dónde surge la idea de hacer este libro?

La figura de Gustaaf Deloor siempre me llamó la atención. No sabría decirte un motivo concreto. Supongo que más que por un hecho puntual todo viene de un proceso de años. Siempre me interesé por las prehistorias de la Vuelta a España, los amagos y envites previos a su nacimiento en 1935. Una historia apasionante, no especialmente conocida, pero que viene ya a bautizar la idiosincrasia de la Vuelta a España. El siguiente paso necesario en esa inquietud por los primeros tiempos de la carrera es Gustaaf Deloor. Y poco a poco vas indagando. Descubriendo. Curioseando. Sobre 2015, mientras andaba documentando un proyecto sobre el ciclismo en Extremadura que ha visto la luz recientemente, profundicé en algunos episodios deportivos del belga. Ese año se cumplían ochenta años de su primera victoria. Pero no encontré muchos guiños onomásticos. Fue un aniversario que pasó por el anonimato. Algo cruel, así lo pensaba, para con todo un primer ganador. Impensable con Luigi Ganna o Maurice Garin. Son tiempos los nuestros en los que homenajes y liturgias no son ajenos en el ciclismo profesional. En ese momento intensifiqué mi atención e inicié unas investigaciones más específicas. Y todos los caminos me empujaban hacia una vida más que interesante: esa experiencia bélica, ese intenso vínculo fraternal con Alfons, ese éxodo a los Estados Unidos, esa vinculación a la misión del hombre a la Luna…

¿Cuál ha sido el proceso de documentación y redacción de este libro?

La obra se sustenta sobre muchísimas horas de hemeroteca. Realmente no las podría cuantificar.  Ni tampoco me lo había planteado. Muchas, muchas… Prensa española, también francesa, belga e italiana… Al fin y al cabo el objetivo pasaba necesariamente por todo ese proceso. Y que se disfruta, porque las hemerotecas son lugares apasionantes. De forma paralela han sido fundamentales los testimonios de Eric de Keyzer o de dos familiares de Gustaaf, su viuda Roza y su hija Jeanette. De Keyzer fue el impulsor de los únicos fastos que ese año rememoraron a Gustaaf Deloor, y también a su hermano Alfons. En De Klinge, Bélgica, se descubrió una escultura urbana y se renombró una plaza. También se organizó una exposición sobre la dimensión deportiva de los Deloor y en algunas publicaciones aparecieron artículos sobre su figura. De Keyzer es el custodio de todo ese patrimonio de la historia de este deporte y su ayuda ha sido fundamental en esta aventura. Estoy muy agradecido y esa confianza supone toda una responsabilidad.

¿Qué es lo más sorprendente que has descubierto o crees que más sorprenderá a los lectores?

Gustaaf protagonizó un extraño incidente de aduanas en un puesto fronterizo entre Francia y Bélgica. Para mí fue un descubrimiento fascinante, me impactó. Fue noticia destacada en varios periódicos franceses. Y también en España, aunque días después, el eco de la prensa en aquellos tiempos. Si tuviera que avalar una sorpresa yo apostaría por ésta; pero en la obra también se recuperan otros pasajes de su vida que me parecen no menos sorprendentes. En toda su globalidad, en su vertiente deportiva y en su lado más humano, la vida de Gustaaf Deloor es impactante. Digna de guión.

¿Por qué crees que hay tan pocas cosas publicadas sobre la Vuelta a España?

Quizá por las idiosincrasias de la carrera y de su contexto, simplemente no había llegado el momento de que floreciera esta vertiente. Las prioridades eran otras. Y no se habían estimulado estas inquietudes. Es cierto que con respecto al Tour de Francia o el Giro de Italia la literatura de la Vuelta es mínima. Durante muchísimos años con apenas dos grandes obras, y las dos nacidas en 1985, año en el que se cumplían los 50 del nacimiento de la carrera. Ángel María de Pablos, por un lado, y Chico Pérez y Adrián Guerra, por el otro, firmaron dos iniciativas inéditas que  han tenido poca continuidad a través de pequeñas publicaciones de índole diputacional, centradas en ámbitos geográficos muy concretos tanto en lo temático como en la difusión… A día de hoy, yo diría que la obra de referencia es ¡Viva la Vuelta! de Lucy Fallon y Adrian Bell, editada por Cultura Ciclista. Me consta que esta editorial estaba trabajando en un volumen monográfico de fotografías inéditas. Los recuerdos visuales es un campo donde la historia de la Vuelta está por dibujarse. La memoria del blanco y negro existe, pero esparcida en artículos, volúmenes regionales o autonómicos o publicaciones especializadas… El acercamiento editorial al fenómeno de la Vuelta tiene muchos enfoques posibles, algo que se aprecia en el mercado anglosajón, en el belga o en el neerlandés. Y muchos están por estrenarse. Las recomendables memorias de Fernando Astorqui, Mi Vuelta, son un avance en esta dirección. Estoy convencido de que esta internacionalización que está viviendo la ronda española en los últimos años, esa apertura al mundo anglosajón en la que Chris Froome ha sido un embajador fundamental, tendrá sus efectos en el este campo. Miradas foráneas se acercarán a la Vuelta siguiendo el camino de Fallon y Bell.