Entradas

Detrás del sueño de Pekín (por Javier Brizuela)

2ª edicion Samuel SanchezEscribir un relato sobre la trayectoria vital y profesional de alguien conocido es una actividad literaria que lleva mucho tiempo de moda. La idea de libro biográfico remite a producciones excelsas, así como a otras que son poco menos que una reproducción impresa de los contenidos de Wikipedia. “Samuel, el ciclista de oro” no pretende ser un best-seller, ni una obra premiada por la crítica. Tampoco, claro está, una cronología aséptica. Simplemente, aspira a servir de reconocimiento y de entretenimiento. Reconocimiento a uno de los mejores ciclistas que ha dado España al esforzado mundo del pedal. Entretenimiento para los aficionados fieles a un deporte tan épico como maltratado bajo el fantasma del dopaje.

“Samuel, el ciclista de oro” descubre al hombre exitoso, pero también a la persona normal y corriente. Narra un periplo vital de altibajos. Desde sus primeras andanzas en el País Vasco, alejado de los seres queridos, hasta la lenta agonía de Euskaltel-Euskadi. La caída de la histórica formación naranja supuso un terrible mazazo, amortiguado a última hora por la oferta salvadora del BMC. Los logros de Samuel en la carretera se mezclan, durante todo el libro, con historias personales. Relatos que moldearon, a veces con mucho sufrimiento, el carácter competitivo del campeón ovetense.

En el amplio palmarés de Samu figuran un podio en el Tour y dos en la Vuelta, además de varias victorias de etapa en rondas de prestigio. Eso sí, nada brilla más que el metal dorado conquistado el 9 de agosto de 2008 en Pekín. Ese oro olímpico permanecerá grabado para siempre en la memoria de los que tuvieron la oportunidad de presenciar la gesta. Junto a la carretera o en una cafetería perdida de Asturias, enclave que el azar escogió para que Cándido, el padre de Samuel, llorase de emoción y orgullo.

Los recuerdos del oro de Pekín también serán eternos en el cuerpo de Sánchez. Un tatuaje con los aros olímpicos y la fecha de la hazaña se encargará de ello. En el futuro, cuando rememore aquel día maravilloso, podrá elegir entre dos opciones: narrar la historia o limitarse a señalar su espalda. Allí figurará, día tras día, la señal de su grandeza.

El libro de Nacho Labarga, como se ha indicado al principio del texto, no se limita a exponer una carrera profesional ejemplar. También incide, con los testimonios del protagonista, en el miedo, la esperanza, la pasión, la incertidumbre, la alegría, la decepción. Esos sentimientos que tantos compartimos, seamos o no deportistas de élite. Grandeza y miseria de la condición humana.

Las declaraciones de Samuel se entrelazan con las palabras de sus allegados. De Vanesa, su mujer. Del mencionado Cándido. De amigos y compañeros del pelotón. Entre todos ayudan al autor a trazar un dibujo de la personalidad del ciclista. Samu es cercano, natural y extrovertido fuera de carrera. Un hombre sencillo. Un competidor feroz cuando se sube a una bicicleta, y un ovetense más cuando se baja de ella.

De lectura obligatoria para los amantes del ciclismo, esta biografía autorizada de Samuel Sánchez está expuesta de forma fluida; sembrada de anécdotas que contextualizan la vida de un fenómeno en muchas facetas. Más allá del oro de Pekín.

Buscamos el Libro Ciclista del Año 2013 (¡con regalo!)

131218

El 2013 que ha visto el nacimiento de Libros de Ruta va tocando ya a su fin. Al contrario de lo que ocurre en otros países -en especial en el ámbito anglosajón- en España no existe una gran tradición en los galardones de libros deportivos. Desde LdR hemos creído conveniente reconocer, aunque sea de modo humilde, a los títulos y autores más destacados de un año que ha supuesto el gran relanzamiento de la literatura sobre ciclismo en castellano.

Aquí os ofrecemos las cinco nominaciones sobre las que os pedimos votar en nuestros canales de Facebook y Twitter (hashtag #librociclista2013). ¡Y ojo, hay concurso! Entre todos los que participéis y compartáis el post tras haber hecho ‘Me gusta’ en nuestra página -en el caso de Facebook- o utilicéis el hashtag para votar tras el correspondiente follow a nuestra cuenta -en Twitter-, sortearemos un pack con los tres libros más votados del concurso. ¡Tenéis hasta el mediodía (hora española) del 24 de diciembre!

1. Ganar a cualquier precio
El mundo de las amenazas, de los médicos sin escrúpulos, de los deportistas sedientos de gloria efímera y suculentos réditos económicos. La autobiografía de Tyler Hamilton llegó en castellano esta primavera tras el enorme revuelo provocado con su publicación en septiembre de 2012.

2. Ocaña
Atormentado y volátil pero sobre todo genial
, ‘el francés de Priego’ llegó a nuestras estanterías casi en el tiempo de descuento pero se ha ganado muy pronto las alabanzas de entendidos y aficionados gracias a la maestría y habilidad de Carlos Arribas.

3. Óscar Freire. El genio del arcoíris
Un compendio inagotable de datos, narraciones y anécdotas sobre uno de los ciclistas más inolvidables de la historia de nuestro país, el único español en lograr tres títulos mundiales de carretera retratado por Juanma Muraday en un libro imprescindible.

4. Sky’s The Limit. Sky, El cielo es el límite
La gestación del proyecto ciclista británico que arrasa por las carreteras de medio mundo se describe en esta novela de Richard Moore, que incluye además la escalada del Team Sky hasta su primer triunfo en el Tour de Francia con Bradley Wiggins.

5. ¡Viva la Vuelta! 1935-2012
Lucy Fallon y Adrian Bell son los autores de esta obra, la mejor recopilación hasta nuestros días de la gran ronda española, en un recorrido histórico y deportivo a cuatro manos sobre una carrera que comenzó en primavera y brilla ahora en los últimos calores del verano.

Arribas y ‘Ocaña’: «Ha sido el mejor de la historia del ciclismo español»

Foto (c): Jesús Rubio / AS

Arribas, durante la presentación de ‘Ocaña’ esta mañana en Tipos Infames. (c) Jesús Rubio / AS

Carlos Arribas presentó esta mañana ante aficionados y periodistas su primer libro sobre ciclismo en solitario, Ocaña’, en la conocida librería Tipos Infames de Madrid. Antes de dicho acto, en el que compartió cartel y curiosidades con el gran Pedro Delgado, el cronista de ciclismo de El País resumió algunos detalles de la personalidad del genio de Priego y que se contienen en un volumen del que la semana pasada os ofrecimos nuestra correspondiente review.

«Ocaña ha sido el mejor de la historia del ciclismo español, aunque no por palmarés«, señaló resuelto Arribas durante una entrevista digital con sus lectores habituales, en la que también explicó por qué no se le tiene en tal consideración entre el público: «Cuando no ganaba, que era muy a menudo, o cuando se caía, otras tantas veces, la prensa española de la época no tenía ninguna piedad con él«. Además, «como su carrera como director deportivo no fue muy exitosa precisamente, el mundillo mezquino del ciclismo español de los ’80 hizo de tampón de su memoria. Se borraron sus hazañas sobre la bici para despreciar su mal genio y sus excentricidades al volante. Y después no se hizo nada por rehabilitarlo«.

131211_02

«A Ocaña se le puede definir por su carácter y su temperamento únicos, por su principal mandamiento, quizás, que no importaba tanto la victoria cómo la forma de conseguirla, siempre detrás de un riesgo, de una acción de audacia inesperada«, sostiene Arribas sobre ‘el Español de Mont-de-Marsan’, cuyas hazañas, advierte, «solo están al alcance de ciclistas que se consideren predestinados, que vean el ciclismo no como un juego (al ciclismo no se juega, como se juega al fútbol o al tenis), sino como una pelea, como el boxeo. Y las últimas que se han visto en el ciclismo contemporáneo, como, por ejemplo, lo de Landis en Morzine en 2006, desgracidamente poco después se comprueba que son más obra de la química que del alma«.

Es difícil con Ocaña no recurrir al paralelismo con otros mitos caídos, otros genios incomprendidos como José María Jiménez o Marco Pantani. Y Arribas no rehúye la comparación: «Les iguala el carácter, el temperamento, que fue el desencadenante de su destino. Su insatisfacción con lo establecido, el aliento que les obligaba a ser diferentes, y su capacidad para volar solos en las montañas«. Sobre el abulense, matiza: «Existen algunas similitudes (su carácter genial o excéntrico, su muerte joven y trágica, su carisma), pero también diferencias: Chava fue más conformista, no tenía la furia interior que consumía a Ocaña. Y con Chava era muy fácil ser amigo; con Ocaña, casi imposible«.

«Quizás el ciclismo actual no admita personalidades tan fuertes como la suya«, sentencia el autor. «Desde juveniles se amaestra demasiado a los chavales. El que no pase por el aro no llega. Está todo demasiado reglamentado«. Y deja claro: «No veo a ningún español capaz de ganar el Tour de Francia ni de repetir las hazañas de Ocaña, pero como dicen algunos, los españoles son de maduración tardía y habrá que esperar lo inesperado. Soy pesimista, pero habitualmente me equivoco como profeta«. Confiemos entonces y disfrutemos primero con este excelente ‘Ocaña’.