Pantani en la memoria literaria

Diez años de aquel desgraciado hallazgo en un hotel de Rimini, no serán pocas ni inmerecidas las hagiografías y alabanzas que los que nos seguís podréis leer hoy viernes sobre la figura de Marco Pantani. Probablemente el último gran escalador puro moderno -quizás los jóvenes colombianos puedan recuperar esa esencia durante los próximos años-, el mito de Cesenatico ha sido objeto de numerosos homenajes durante esta década de recuerdo. Unos, en vídeo, como el que acompaña estas líneas; otros, como repasamos en este texto, a través de la literatura.

140214_01Es obligado acordarse en 14 de febrero de ‘Un hombre en fuga‘, el libro de Gianfranco Josti y Manuela Ronchi editado en castellano por Cultura Ciclista en 2012 y que alcanza precisamente en estas fechas su segunda edición. Es un texto perfecto para entender cómo acabó desgarrado un ‘campeón del pueblo’ como él, un hombre al que sus hazañas condujeron a los altares, pero al que sus mil aristas y errores como persona y el cainismo de un país y un deporte empeñados en la constante autodestrucción acabaron llevando al ostracismo -una reseña muy recomendable del libro en el momento de su publicación fue firmada por nuestro colega Luis Román-Mendoza-.

140214_02Cinco años antes de esta traducción llegó, en inglés, una de las obras cumbres sobre ‘Il Pirata’: The Death of Marco Pantani, del prestigioso periodista británico Matt Rendell; un texto forense, preciso, descargado de pasión por la distancia que no tiene el otro volumen -no en vano, ‘Un Hombre en Fuga’ proviene de su mánager y confidente-, pero con la emoción y entusiasmo necesarios para cautivar al lector. En el idioma original de ‘Il Elefantino’ existen otras dos novelas 140214_03recomendables: una puramente periodística, centrada en la vis deportiva de Marco y en sus entrevistas y reflexiones más relajadas –Parla Pantani, de Piero Fischi-, y otra hecha desde el corazón de quien lo vivió y sufrió todo en sus carnes: In Nome di Marco, firmado por su madre Tonina y por el periodista Francesco Centi.

He aquí nuestro humilde recuerdo a la figura del ‘divino calvo’. Ojalá los próximos campeones del ciclismo tengan una mínima parte de la genialidad que tuvo Pantani, sin cometer sus errores ni sufrir lo que él hubo de hacerlo.

El equipo de Libros de Ruta

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.