¿Necesitas ayuda?

Biciosos: ¿Por qué vamos en bici? y otras preguntas que te haces cuando vas a pedales Ver más grande

Biciosos: ¿Por qué vamos en bici? y otras preguntas que te haces cuando vas a pedales

978-84-999237-4-1

Una mirada a cómo las bicis están cambiando las ciudades y a sus habitantes.

Más detalles

16,90 €

Este libro trata de por qué vamos en bici todos los que lo hacemos, que somos muchos. Y también de por qué debería ir aún más gente. Porque no solo no pasa nada grave por ir sobre el sillín de un sitio a otro, sino que pasan bastantes cosas agradables. Aunque nos cueste admitirlo desde lo alto de nuestro progreso. Las sociedades occidentales están en un proceso de cambio con consecuencias de todo tipo. Algunas de ellas hasta positivas, aunque parezca difícil de creer echando un vistazo a la actualidad. Los cambios en materia de movilidad, por ejemplo, no son malos. Y el uso de la bicicleta como medio de transporte habitual en urbes de todas partes es uno de los principales síntomas de ese cambio, y quizás el más positivo de todos. Y el más singular.
 
En un mundo que cada día vive una revolución tecnológica nueva y que demuestra tener un apetito voraz por inventar y dejar el pasado bien pasado, el vehículo de moda y el que tiene pinta de quedarse un buen rato entre nosotros es uno que ya triunfó hace más de cien años y que, desde entonces, ha evolucionado poquito. Una solución mecánica tan simple como ingeniosa que es eficaz desde todos los puntos de vista. No es habitual que volvamos a una idea que ya tuvimos y la reconozcamos como buena. Pero es lo que está pasando con la bicicleta.
 
En marzo de 2007 se implantó en Barcelona el Bicing, uno de los servicios municipales de transporte en bicicleta pioneros en Europa. Desde entonces han surgido por doquier en múltiples capitales españolas, como Sevilla, Zaragoza, San Sebastián, Santander, Bilbao, Córdoba, Gijón, La Coruña o Valencia; e internacionales: París, Londres, Nueva York, o México DF. De la mano de estos servicios públicos y apoyados en la creación de carriles bici y zonas de tráfico mixto, muchos ciudadanos se han pasado a la bicicleta como medio de transporte urbano. El balance positivo arroja ciudades más limpias, menos tráfico, una población más sana; pero al tiempo se han producido problemas de convivencia entre peatones y ciclistas, debates sobre seguridad vial y la obligatoriedad del casco. En cualquier caso, la bicicleta se ha impuesto como un medio de transporte decisivo para las ciudades del siglo XXI, como ya lo fue a finales del XIX.
 
Este libro pretende ser un análisis de las causas y las consecuencias de esta dinámica, guía y reportaje.

AutorPedro Bravo
ISBN978-84-999237-4-1
Páginas224
FormatoRústica
PresentaciónTapa blanda
Fecha publicación2014
EditorialDebate
LenguaCastellano
Medidas0 x 0 cm
AutorPedro Bravo
ISBN978-84-999237-4-1
Páginas224
FormatoRústica
PresentaciónTapa blanda
Fecha publicación2014
EditorialDebate
LenguaCastellano
Medidas0 x 0 cm
Este libro trata de por qué vamos en bici todos los que lo hacemos, que somos muchos. Y también de por qué debería ir aún más gente. Porque no solo no pasa nada grave por ir sobre el sillín de un sitio a otro, sino que pasan bastantes cosas agradables. Aunque nos cueste admitirlo desde lo alto de nuestro progreso. Las sociedades occidentales están en un proceso de cambio con consecuencias de todo tipo. Algunas de ellas hasta positivas, aunque parezca difícil de creer echando un vistazo a la actualidad. Los cambios en materia de movilidad, por ejemplo, no son malos. Y el uso de la bicicleta como medio de transporte habitual en urbes de todas partes es uno de los principales síntomas de ese cambio, y quizás el más positivo de todos. Y el más singular.
 
En un mundo que cada día vive una revolución tecnológica nueva y que demuestra tener un apetito voraz por inventar y dejar el pasado bien pasado, el vehículo de moda y el que tiene pinta de quedarse un buen rato entre nosotros es uno que ya triunfó hace más de cien años y que, desde entonces, ha evolucionado poquito. Una solución mecánica tan simple como ingeniosa que es eficaz desde todos los puntos de vista. No es habitual que volvamos a una idea que ya tuvimos y la reconozcamos como buena. Pero es lo que está pasando con la bicicleta.
 
En marzo de 2007 se implantó en Barcelona el Bicing, uno de los servicios municipales de transporte en bicicleta pioneros en Europa. Desde entonces han surgido por doquier en múltiples capitales españolas, como Sevilla, Zaragoza, San Sebastián, Santander, Bilbao, Córdoba, Gijón, La Coruña o Valencia; e internacionales: París, Londres, Nueva York, o México DF. De la mano de estos servicios públicos y apoyados en la creación de carriles bici y zonas de tráfico mixto, muchos ciudadanos se han pasado a la bicicleta como medio de transporte urbano. El balance positivo arroja ciudades más limpias, menos tráfico, una población más sana; pero al tiempo se han producido problemas de convivencia entre peatones y ciclistas, debates sobre seguridad vial y la obligatoriedad del casco. En cualquier caso, la bicicleta se ha impuesto como un medio de transporte decisivo para las ciudades del siglo XXI, como ya lo fue a finales del XIX.
 
Este libro pretende ser un análisis de las causas y las consecuencias de esta dinámica, guía y reportaje.

Escribir un comentario

Biciosos: ¿Por qué vamos en bici? y otras preguntas que te haces cuando vas a pedales

Biciosos: ¿Por qué vamos en bici? y otras preguntas que te haces cuando vas a pedales

Una mirada a cómo las bicis están cambiando las ciudades y a sus habitantes.

Escribir un comentario