¿Podemos ayudarte?

El socialismo puede llegar sólo en bicicleta Ver más grande

El socialismo puede llegar sólo en bicicleta

978-84-8319-702-8

Ensayo con reflexiones sobre ecosocialismo escrito por Jorge Riechmann, traductor literario, poeta, ensayista y profesor titular de Filosofía Moral en la Universidad Autónoma de Madrid.

Más detalles

17,00 €

Entre 1950 y 1990 (aproximadamente), el capitalismo quiso hacer ver que era compatible con la democracia. Entre 1990 y 2005 (aproximadamente), el capitalismo quiso hacer ver que era compatible con la sustentabilidad. Pero, a la hora de la verdad, ninguna de esas dos compatibilidades existe. Y en la “salida” de la crisis económica que comenzó en 2007 –y que, como señala Francisco Fernández Buey en el prólogo que abre este libro, es en realidad la crisis de toda nuestra civilización- han caído todas las máscaras… Por eso, la cuestión del ecosocialismo vuelve a estar hoy sobre la mesa de debate ¡y con más urgencia que nunca! Esta corriente de pensamiento y praxis habla de democratizar, de desmercantilizar, de orientar la política hacia el bien común y los bienes comunes. Jorge Riechmann, ya implicado en la traducción del Manifiesto ecosocialista de 1990 con el que Los Libros de la Catarata iniciaba su andadura, reúne en este volumen su más reciente reflexión sobre ecosocialismo. Un movimiento que, en palabras de Michel Löwy, en el postfacio que cierra la obra, quiere propiciar “una ética social, humanista, igualitaria y radical”.

AutorJorge Riechmann
ISBN978-84-8319-702-8
Páginas256
FormatoRústica
Fecha publicación2012
ColecciónColección Mayor
EditorialCatarata
Medidas22 x 13.5 cm

La Tribuna de Toledo 30/10/2012

«Hablan de crecimiento y desarrollo, pero lo que está teniendo lugar es autofagia. La humanidad, cuyo cuerpo externo es la naturaleza según nos enseñara el joven Marx, creyendo progresar está de hecho devorándose a sí misma. Todo indica que cuando intente reaccionar será demasiado tarde». Así de claro lo tiene Jorge Riechmann, poeta, traductor, ensayista y ecologista, entre otras muchas facetas. Un hombre comprometido con el Medio Ambiente, con la búsqueda incesante de un mundo más solidario, más justo, que ahonde en la necesidad del «bien común» y abrace la sostenibilidad con fuerza para acabar con el capitalismo feroz y el imperio de los mercados.
Riechmann ha volcado sus reflexiones políticas, sociales y económicas en su último ensayo publicado recientemente, ʻEl socialismo puede llegar sólo en bicicletaʼ, de la editorial Catarata. Un catálogo de problemáticas sobre las que profundizar, un paseo en bicicleta por la burbuja inmobiliaria, la falta de participación de la ciudadanía en la política, el papel acaparador de la banca privada, la dependencia energética de los
recursos naturales agotables y la tiranía de los mercados.
Este autor presentó ayer su obra en la librería Taiga, de la mano de Izquierda Unida, y compartió un buen rato de charla con los asistentes que se acercaron para conocer los apuntes de un ecosocialista que lleva muchos años estudiando sobre la necesidad de profundizar en esta corriente como una oportunidad para reconciliarse, entre otras cosas, con una naturaleza en avanzado estado de destrucción».
«A menudo, se nos escapa el carácter autodestructivo del sistema socioeconómico en el que estamos», explicó el autor. Riechmann tiene claro que «el sistema actual no tiene ningún porvenir porque mina sus propias bases ecológicas, sociales y culturales, así que sólo cabe esperar una sucesión de crisis cada vez más devastadoras».
Por tanto, Riechmann invita a la sociedad a preguntarse qué quiere en realidad, puesto que considera que el ecosocialismo es una de las pocas respuestas que garantizaría el bienestar. Además, propone una mirada a las iniciativas socialistas que se están desarrollando en algunos países sudamericanos, a pesar de las dificultades de muchas de ellas por la dependencia de estos gobiernos del petróleo y de otros recursos limitados. Riechmann ha escrito esta obra en los dos últimos años junto a ʻInterdependientes y Ecodependientesʼ, otro ensayo que profundiza sobre «la crisis múltiple y la crisis de civilización» desde un enfoque moral que intenta avanzar hacia el ecosocialsimo. Si bien, estas reflexiones tienen su base en trabajos anteriores como ʻNi tribunos. Ideas y materiales para un programa ecosocialistaʼ, que compartió con el filósofo y ensayista, Francisco Fernández Buey, su gran amigo y padre intelectual, fallecido en agosto de este año.
Este ensayista, que cuenta también con una dilatada obra poética, continuará su marcha en bicicleta en busca de un mundo sostenible.

AutorJorge Riechmann
ISBN978-84-8319-702-8
Páginas256
FormatoRústica
Fecha publicación2012
ColecciónColección Mayor
EditorialCatarata
Medidas22 x 13.5 cm

Entre 1950 y 1990 (aproximadamente), el capitalismo quiso hacer ver que era compatible con la democracia. Entre 1990 y 2005 (aproximadamente), el capitalismo quiso hacer ver que era compatible con la sustentabilidad. Pero, a la hora de la verdad, ninguna de esas dos compatibilidades existe. Y en la “salida” de la crisis económica que comenzó en 2007 –y que, como señala Francisco Fernández Buey en el prólogo que abre este libro, es en realidad la crisis de toda nuestra civilización- han caído todas las máscaras… Por eso, la cuestión del ecosocialismo vuelve a estar hoy sobre la mesa de debate ¡y con más urgencia que nunca! Esta corriente de pensamiento y praxis habla de democratizar, de desmercantilizar, de orientar la política hacia el bien común y los bienes comunes. Jorge Riechmann, ya implicado en la traducción del Manifiesto ecosocialista de 1990 con el que Los Libros de la Catarata iniciaba su andadura, reúne en este volumen su más reciente reflexión sobre ecosocialismo. Un movimiento que, en palabras de Michel Löwy, en el postfacio que cierra la obra, quiere propiciar “una ética social, humanista, igualitaria y radical”.

Escribir un comentario

El socialismo puede llegar sólo en bicicleta

El socialismo puede llegar sólo en bicicleta

Ensayo con reflexiones sobre ecosocialismo escrito por Jorge Riechmann, traductor literario, poeta, ensayista y profesor titular de Filosofía Moral en la Universidad Autónoma de Madrid.

Escribir un comentario

La Tribuna de Toledo 30/10/2012

«Hablan de crecimiento y desarrollo, pero lo que está teniendo lugar es autofagia. La humanidad, cuyo cuerpo externo es la naturaleza según nos enseñara el joven Marx, creyendo progresar está de hecho devorándose a sí misma. Todo indica que cuando intente reaccionar será demasiado tarde». Así de claro lo tiene Jorge Riechmann, poeta, traductor, ensayista y ecologista, entre otras muchas facetas. Un hombre comprometido con el Medio Ambiente, con la búsqueda incesante de un mundo más solidario, más justo, que ahonde en la necesidad del «bien común» y abrace la sostenibilidad con fuerza para acabar con el capitalismo feroz y el imperio de los mercados.
Riechmann ha volcado sus reflexiones políticas, sociales y económicas en su último ensayo publicado recientemente, ʻEl socialismo puede llegar sólo en bicicletaʼ, de la editorial Catarata. Un catálogo de problemáticas sobre las que profundizar, un paseo en bicicleta por la burbuja inmobiliaria, la falta de participación de la ciudadanía en la política, el papel acaparador de la banca privada, la dependencia energética de los
recursos naturales agotables y la tiranía de los mercados.
Este autor presentó ayer su obra en la librería Taiga, de la mano de Izquierda Unida, y compartió un buen rato de charla con los asistentes que se acercaron para conocer los apuntes de un ecosocialista que lleva muchos años estudiando sobre la necesidad de profundizar en esta corriente como una oportunidad para reconciliarse, entre otras cosas, con una naturaleza en avanzado estado de destrucción».
«A menudo, se nos escapa el carácter autodestructivo del sistema socioeconómico en el que estamos», explicó el autor. Riechmann tiene claro que «el sistema actual no tiene ningún porvenir porque mina sus propias bases ecológicas, sociales y culturales, así que sólo cabe esperar una sucesión de crisis cada vez más devastadoras».
Por tanto, Riechmann invita a la sociedad a preguntarse qué quiere en realidad, puesto que considera que el ecosocialismo es una de las pocas respuestas que garantizaría el bienestar. Además, propone una mirada a las iniciativas socialistas que se están desarrollando en algunos países sudamericanos, a pesar de las dificultades de muchas de ellas por la dependencia de estos gobiernos del petróleo y de otros recursos limitados. Riechmann ha escrito esta obra en los dos últimos años junto a ʻInterdependientes y Ecodependientesʼ, otro ensayo que profundiza sobre «la crisis múltiple y la crisis de civilización» desde un enfoque moral que intenta avanzar hacia el ecosocialsimo. Si bien, estas reflexiones tienen su base en trabajos anteriores como ʻNi tribunos. Ideas y materiales para un programa ecosocialistaʼ, que compartió con el filósofo y ensayista, Francisco Fernández Buey, su gran amigo y padre intelectual, fallecido en agosto de este año.
Este ensayista, que cuenta también con una dilatada obra poética, continuará su marcha en bicicleta en busca de un mundo sostenible.

30 Productos relacionados