LA SOCIEDAD DEL PELOTÓN. El segundo libro de Guillaume Martina la venta en castellano

Tras el exitoso Sócrates en bicicleta, el ciclista y filósofo francés encadenó dos top ten en el Tour de Francia y en la Vuelta a España en la pasada temporada 2021. También tuvo tiempo de escribir un segundo libro, que se publicaba en Francia antes de las navidades. El 30 de mayo se pondrá a la venta el libro en España. Bajo el título de La sociedad del pelotón. Filosofía del individuo dentro del grupo el ciclista del Cofidis vuelve a reflexionar sobre el ciclismo y la sociedad actual en este libro. Si os gustó su anterior libro, uno de los libros de ciclismo más vendidos del pasado año 2021, no podéis perderos este nuevo ensayo del corredor parisino.

Aunque podéis leer las primeras hojas del libro en la ficha del libro en nuestra web a continuación os dejamos algunos extractos del libro que creemos resumen bastante bien el contenido del libro y el tipo de reflexiones en las que profundiza Guillaume Martin a lo largo del libro:

«El deporte es reflejo de la sociedad. En su forma moderna amplía las características del mundo que conocemos, el mundo capitalista, el mundo de la red, cuyos defectos permite mostrar. Sitúa al individuo en el centro, pero no reconoce ninguna identidad. La estrella del deporte es una imagen, un espectáculo. Se ahoga bajo toda la información que le rodea: toda la data y estadísticas que objetivizan su práctica, y que al final no significan nada; todos los rumores que acompañan su carrera (fichajes, lesiones, vida privada, etcétera), y que la mayoría de las veces no son más que palabrería. Hemos perdido de vista al ser humano singular que hay detrás de la estrella transformada en fetiche.

Las fragilidades del deporte moderno son indicadoras de males de la sociedad democrática en general. La sobreinformación y el deseo de control se han apoderado de este campo de expresión del cuerpo. Ya no hay un primer atacante en las competiciones ciclistas, ningún corredor alberga la ilusión de que solo él podrá revertir la carrera. Ya no se cree en el efecto sorpresa, en la posibilidad de singularidad. Todo torna previsible, aburrido, repetitivo.

El deporte revela todas nuestras contradicciones, ya sean individuales o colectivas. Paradójicamente también puede ser el lugar no de su resolución, sino de su superación. Participar en una carrera ciclista, por tanto, es aceptar las propias incoherencias, incluso afirmarlas, encontrando una razón para ellas. La condición es que se respeten las reglas, sin las que todo el edificio se derrumba, aplastando al individuo bajo el peso de su propia nada».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.