Los verdaderos libros de ruta

¿Por qué os llamáis LIBROS DE RUTA si no editáis ningún libro de rutas en bicicleta?

Es algo que nos lo han dicho. Así, a la cara, en algún evento o feria a la que hemos acudido. Y es así. Desde que iniciamos nuestra actividad editorial, no hemos editado ningún libro o guía de viajes o rutas en bicicleta. No obstante, sí que los comercializamos en nuestra librería online. Dentro de la sección Guías/Viajes encontraréis numerosos libros de rutas en bici por diferentes países y regiones. Hay varias editoriales especializadas en ello, y la verdad es que el encomiable trabajo de gente especializada como Bicimap o la producción de veteranos editores de guías como Sua o Desnivel hace que no falten “libros de rutas” en nuestra librería.

Pero nuestro nombre no viene de ahí. La elección del nombre de nuestra editorial fue por otro motivo. Fue un guiño al ciclismo de carretera, a la competición. Los que siguen el ciclismo de carretera seguramente conozcan lo que es un libro de ruta de una carrera. El libro de ruta es la publicación que reparte la organización a jueces, equipos, corredores, prensa etc. y donde la organización hace pública toda la información relevante de la carrera. En los últimos años, estos libros de ruta se encuentran disponibles en las páginas web oficiales de muchas pruebas. Como ejemplo, los libros de ruta que podéis descargar de la Vuelta a España, el Tour de Francia o la reciente Clásica de San Sebastian.

Es también un soporte publicitario para los sponsors de las pruebas, y contiene tanto información vital para los participantes (recorrido, reglamento, horarios, hoteles…) como información totalmente prescindible como los artículos vacíos de contenido de representantes políticos sin abuela que aprovechan el espacio que obtienen comprando salidas/llegadas para contarnos las bondades de su ciudad/gestión. Desgraciadamente, la mayoría de estos libros de rutas tienen fecha de caducidad: el final de la carrera. Salvo unos pocos coleccionistas y nostálgicos que los guardan, la mayoría de los libros de ruta suelen ser de usar y tirar. Cumplen su función durante la celebración de la prueba y acaban en un cubo de basura cuando termina la prueba.

Esperemos que nuestros libros de ruta no tengan ese final.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *