Gino Bartali. El hombre de hierro Ver más grande

Gino Bartali. El hombre de hierro

978-84-9414-55-8-2

14,95 €

Sudado y lleno de polvo, pero sobre todo nervioso, muy nervioso. El control policial estaba cada vez más cerca. Gino Bartali pedaleaba como de costumbre, cerca de su casa, en Florencia. El control policial estaba a pocos metros. Frenó, paró y ya no tuvo tiempo de bajar de la bici. Una pareja de policías lo asaltó a gritos: «Ginetaccio!! Ginetaccio!!! Bartali! Campione!!!». Le agasajaron, le pidieron autógrafos, hicieron mil y una preguntas a su ídolo ciclista, Gino Bartali. El italiano que había ganado el Tour de Francia de 1938 y el Giro de Italia de 1936 y 1937. El hombre les atendía con una sonrisa nerviosa bajo su inmensa nariz. El ciclista no veía el momento de volver a pedalear y escapar a toda prisa porque sabía que los policías, que tanto lo admiraban, no dudarían ni un momento en detenerlo si supieran que transportaba fotos y documentos falsos escondidos dentro de los tubos de su polvorienta bicicleta, para salvar a judíos de una muerte segura. Gino Bartali fue una de las grandes figuras del deporte del Siglo XX. Considerado uno de los mejores ciclistas de todos los tiempos, formó parte de una red dedicada a salvar a judíos del Holocausto en su Florencia natal, durante la Segunda Guerra Mundial. Jugándose la vida y solamente con su bicicleta, logró salvar a 800 personas, en su mayoría niños. Sus triunfos deportivos y su humanidad, lo han elevado a la categoría de leyenda.

AutorFranc Lluis i Giró
PrólogoJoseba Beloki
ISBN978-84-9414-55-8-2
Páginas100
FormatoRústica
Fecha publicación24 octubre 2016
EditorialDstoria Edicions
Medidas21 x 14 cm

Se define como periodista y ciclista. Lo de contar historias le viene de toda la vida. De hecho, sus padres aseguran que no había forma humana de hacerlo bajar de la silla cuando llegaba la Navidad y tocaba recitar “el vers” delante de toda la familia. Lo de las bicis vino un poco más tarde. No fue especialmente hábil con la primera, pero a partir de la adolescencia se enganchó a eso de dar pedales y a quedarse fascinado con el “Tour de France”. Con los años, llegarían otras carreras y ahora este primer libro.

AutorFranc Lluis i Giró
PrólogoJoseba Beloki
ISBN978-84-9414-55-8-2
Páginas100
FormatoRústica
Fecha publicación24 octubre 2016
EditorialDstoria Edicions
Medidas21 x 14 cm

Sudado y lleno de polvo, pero sobre todo nervioso, muy nervioso. El control policial estaba cada vez más cerca. Gino Bartali pedaleaba como de costumbre, cerca de su casa, en Florencia. El control policial estaba a pocos metros. Frenó, paró y ya no tuvo tiempo de bajar de la bici. Una pareja de policías lo asaltó a gritos: «Ginetaccio!! Ginetaccio!!! Bartali! Campione!!!». Le agasajaron, le pidieron autógrafos, hicieron mil y una preguntas a su ídolo ciclista, Gino Bartali. El italiano que había ganado el Tour de Francia de 1938 y el Giro de Italia de 1936 y 1937. El hombre les atendía con una sonrisa nerviosa bajo su inmensa nariz. El ciclista no veía el momento de volver a pedalear y escapar a toda prisa porque sabía que los policías, que tanto lo admiraban, no dudarían ni un momento en detenerlo si supieran que transportaba fotos y documentos falsos escondidos dentro de los tubos de su polvorienta bicicleta, para salvar a judíos de una muerte segura. Gino Bartali fue una de las grandes figuras del deporte del Siglo XX. Considerado uno de los mejores ciclistas de todos los tiempos, formó parte de una red dedicada a salvar a judíos del Holocausto en su Florencia natal, durante la Segunda Guerra Mundial. Jugándose la vida y solamente con su bicicleta, logró salvar a 800 personas, en su mayoría niños. Sus triunfos deportivos y su humanidad, lo han elevado a la categoría de leyenda.

No hay comentarios de clientes.

Escribir un comentario

Gino Bartali. El hombre de hierro

Gino Bartali. El hombre de hierro

Escribir un comentario

Se define como periodista y ciclista. Lo de contar historias le viene de toda la vida. De hecho, sus padres aseguran que no había forma humana de hacerlo bajar de la silla cuando llegaba la Navidad y tocaba recitar “el vers” delante de toda la familia. Lo de las bicis vino un poco más tarde. No fue especialmente hábil con la primera, pero a partir de la adolescencia se enganchó a eso de dar pedales y a quedarse fascinado con el “Tour de France”. Con los años, llegarían otras carreras y ahora este primer libro.

30 Productos relacionados